martes, 30 de octubre de 2012

EL LITIGIO LEGAL DE SUPERMAN – PARTE 2



Reseñado por: Emilio Valenzuela


 Superman a lo largo de su historia se ha enfrentado contra los más duros y poderosos enemigos, tales como Darkseid, Mongul, Brainiac, etc. Incluso hasta su férreo enemigo, el mismo que reformó Byrne en los 80 transformándolo como el hombre más peligroso de aquellos años y hablamos del magnate de negocios LEX LUTHOR, y frente a todos ellos ha salido airoso, más en esta batalla, Superman aún está batallando y esta corresponde (y hablando en lenguaje de la DC Tierra Prima) al litigio legal al que se está enfrentando contra la DC/ Warner y sus mismos creadores en donde la gran víctima es Superman y como no, nosotros los fans.




 ¿Pero de que va este pleito, y como se produce? Pues bien aquí en este artículo trataré de explicarle medianamente el problema transformándolo en palabras simples y sin exponer tanta parafernalia como hablan los abogados que en vez de explicar confunden mucho más.
 Pues bien tal como les mostré en el artículo anterior la Carta abierta de parte de la hija de Siegel en donde nos adelanta un poco sobre lo que sucede entre ambos, en donde la DC no quiere pagar los derechos de autor a su fallecido padre.
Pues bien todo esto comienza cuando  Jerry Siegel y Joe Shuster vendieron los derechos del personaje a la DC en 1938 por la irrisoria suma de 130 dólares, esto ayudo a la National Comic (actualmente DC Comics) a formar su imperio y con ello la DC comenzó a incluir más y más personajes dentro del universo del personaje a tal punto en que este no tenía nada en común con el personaje que ambos artistas crearon en 1938, manteniendo eso sí las características principales como el ser reportero, el "traje" y un largo etc. En aquellos años este superhéroe no volaba solo saltaba, contaba con una gran fuerza pero nunca como la que conocemos actualmente, los rasgos en el escudo, las botas e incluso hasta el mismo periódico en donde el periodista Clark Kent trabajaba, que de acuerdo a Jerry Siegel y Joe Shuster este se llamaba Daily Star cambiándolo a Daily Planet.




 Ahora bien es cierto que ambos autores vendieron los derechos de Superman a la DC pero además este contrato de venta venía con una cláusula la cual consistía en que ellos debían de recibir un 49% de las utilidades de los derechos que le dejaba Superman a National Comics Publications (DC Comics) fue entonces cuando Siegel y Shuster renegociaron el acuerdo, pero los rencores persistieron y en 1947, es entonces cuando los creadores entablaron una demanda para que el contrato de 1938 se declarara nulo y que se les restablecieran los derechos de la propiedad intelectual de Superman. Este mismo año, demandaron a National (DC Comics) por los derechos de Superboy, asegurando que era una creación independiente que National había publicado sin autorización. Fue entonces cuando la National los despidió de inmediato y quitó sus créditos de las historias, provocando una batalla legal que terminó en 1948, cuando una corte de Nueva York dictaminó que el contrato de 1938 debía mantenerse. Sin embargo, el dictamen del juez J. Addison Young les otorgó los derechos de Superboy. Siegel y Shuster también reconocieron por escrito que la compañía poseía Superman, atestiguando que ellos tenían los derechos para «todas las otras formas de reproducción y presentación, ya sea las que existen hoy o las que fuesen a ser creadas en el futuro», pero ya entonces la DC se negó a volver a contratarlos.




 En 1973, Siegel y Shuster iniciaron un nuevo pleito reclamando la propiedad de Superman, pero esta vez la demanda se basó en la Ley sobre Copyright de 1909, la que garantizaba los derechos de reproducción durante 28 años con la posibilidad de renovarlos por otros 28 años más. Su argumento planteaba que ellos habían cedido el copyright a DC por sólo 28 años. Perdieron este juicio en dos instancias: en un dictamen de una corte de distrito el 18 de octubre de 1973 y en la corte de apelaciones, el 5 de diciembre de 1974.
 En 1975, después de reportajes acerca de la paupérrima calidad de vida que llevaban, Warner Communications otorgó a Siegel y a Shuster pensiones vitalicias de US$20,000 anuales y beneficios de salud. Y es este mismo año en donde la DC acordó que Siegel y Shuster serían, de ahora en adelante, acreditados como los creadores de Superman en todos los cómics, series de televisión y películas.
 En 1976, un año después de este acuerdo, el periodo del copyright se extendió otra vez, ahora por otros 19 años, dando un total de 75 años. Sin embargo, esta vez se insertó una cláusula a la extensión para permitirles a los autores reclamar su trabajo, reflejando los argumentos planteados por Siegel y Shuster en 1973. La nueva ley entró en vigencia en 1978 y permitió un periodo de reclamaciones basado en el periodo previo de copyright de 56 años. Esto significó que los derechos sobre Superman podrían ser reclamados entre 1994 y 1999, basándose en la fecha inicial de publicación de 1938. Jerry Siegel murió en enero de 1996, por lo que su esposa y su hija llenaron un aviso de término de copyright en 1999. Joe Shuster murió en julio de 1992 y sus sucesores no presentaron ninguna reclamación.
 Y es justamente aquí en donde comienzan los problemas con los herederos de Siegel y Shuster ya que con la muerte de ambos el problema no termino sino continúa ya que a petición de ambos pidieron a sus familias continuar los procesos legales para hacer lo que ellos llamaron "justicia" es decir ambos creadores les pasaron las "antorchas" a sus familiares.




 Pues bien hace unos días atrás, Los derechos de explotación del Hombre de Acero continuarán parcialmente en manos de DC Comics y Warner Bros, según ha estipulado un juez federal estadounidense e informa Variety. De acuerdo al fallo judicial emitido el 18 de Octubre del presente año, la editorial y el estudio que la posee podrán emplear en cualquier medio –incluyendo el film que se estrena en 2013- a Superman, sin estar obligados a pagar a los herederos de su co-creador Joe Shuster. El tema de los derechos es una auténtica maraña legal, pero básicamente esta última sentencia, a instancias de una demanda de DC Comics contra los herederos de Shuster en 2010, estipula que estos renunciaron al copyright del personaje por un acuerdo de 1992 en el que aceptaron una pensión anual vitalicia de 25.000 dólares y el pago de algunas deudas. Dicho acuerdo, según lo dictado entonces por DC y aceptado por los beneficiarios, zanja la propiedad en favor de la editorial y evita que la familia ejerza el derecho de reclamación contemplado legalmente.

 Amig@s por honor al espacio tiempo este articulo tendrá una continuación ya que el artículo es largo y lamentablemente el espacio se me ha acabado. De igual forma los espero en la 3º parte en donde hablaré sobre las consecuencias de este litigio para nosotros los fans y las consecuencias que puede traer este hecho a futuro.
 Los espero.

--------------

 Si te gustó este artículo, síguenos en Facebook y apóyanos dándonos tu dedito hacia arriba con un “Me gusta” ya que esto es una forma de agradecimiento y nos motiva para seguir adelante. Y si no te gusto por favor háznoslo saber, para mejorar. Y me estaba olvidando del Twitter (@comicbookfanlov)

 Desde ya gracias por visitarnos y atento a tus comentarios y posteos los cuales se agradecen para saber qué es lo que quieres y que es lo que hay que mejorar.
 Atentamente,
 Milo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com