martes, 27 de enero de 2015

MORRISON Y SU FALLIDO MULTIVERSITY



Reseñado por: A.D. Soto


 Para muchos el inicio de los New 52 parecía una patada en los tanates y sin duda podría considerarse así a estos grandes rasgos, tomando en cuenta las historias que nos están vendiendo. Pocas han sido las historias realmente loables.
Desde siempre han existido los fans pre- Crisis, post – Crisis, pre New 52 y New 52. De cada uno hay historias rescatables pero también verdaderas tomadas de pelo. Y si he decidido aprovechar este espacio es no para realizar una comparación de historias, porque sé que cada uno tiene su favorito. Sin embargo, ayer leyendo los números de Multiversity de Grant Morrison, dije — ¡Basta!
 Y el inicio de todo esto es Grant Morrison, este escritor tuvo su época de éxito con la laureada Arkham Asylum, que estuvo ilustrada por Dave McKean (Sandman). Le dio un nuevo suspiro a la serie de Animal Man, Doom Patrol, y Justice League of America y no se quedó ahí, en Marvel, hace lo mismo al desempolvar una serie que empezaba a aburrir X-men, bajo el nombre de New X-men.
 Pero el timo parece empezar con Batman. Muchos estarán de acuerdo conmigo, otros no. Hay una frase que dicen, a Morrison lo amas o lo odias, no la comparto.

 Cuando se gestaba la era pre New 52, Morrison era el encargado principal de la serie del murciélago. Recuerdo que fue por esa época que inicie por documentarme al menos con las historias más relevantes del cruzado encapotado. Desde Frank Miller con su Año Uno hasta Mazuchelli, Jeph Loeb, que solo lo logra con Long Hallowen porque Hush es sinceramente mediocre no así el dibujo de Jim Lee. Y cuando me sentí al día fue que tome la decisión de empezar a leer la continuidad que mostraba Grant Morrison y sinceramente termine asqueado. Y es aquí donde esa frase trillada de lo amas y lo odias, terminó por no tener sentido alguno. Pues mientras que en los sucesos presentados en Batman R.I.P. en donde Batman ni siquiera muere a manos de Black Glove, nos mostraba una idea sacada de un hippie de los años 70, todas las historias, todas la continuidad de Batman realmente ha existido y hay una palabra que se implantó el propio Bruce hace mucho tiempo, Zur-En-Arrh. Morrison se valió de rescatar una idea olvidada de este Batman de los 70, como hace habitualmente al dar vida a Damian o reutilizar personajes casi olvidados. La historia hasta cierto punto es aceptable, pero ahí no acabó la cosa.

 Dada su popularidad en DC, la gran casa le dio la oportunidad de escribir la historia aniversario de Crisis en Tierras Infinitas, con su versión: Crisis Final, en donde los multiversos peligran a manos de Darkseid y uno de los principales afectados, es Batman. Lo que dio pie a una nueva serie, El regreso de Bruce Wayne.

 A veces, trato de encontrar el sentido de Morrison para escribir. Supongo que quería otorgarle al murciélago un aura de misticismo ancestral, una adoración al mamífero volador remontándonos a diversas épocas y no solo eso, mostrar como Bruce Wayne, no es solo el disfraz, sino la única persona capaz de hacerse llamar Batman pese la época que sea y a no contar siempre con sus aparatos tecnológicos.
 Paralelamente, a esta serie Morrison escribió uno, según yo, el mejor trabajo sobre Batman. Batman y Robin. Y es que con la ausencia de Bruce Wayne, alguien tenía que tomar el manto y el más apropiado, el más esperado era sin duda el primer Robin. Sin dudarlo es uno de los momentos más emotivos el ver transformado a Dick Grayson, de pasar ser Nightwing a portar el manto de Batman. Ya que ser Batman, como dije anteriormente, no es solamente utilizar el traje, sino saber portarlo. Pero Dick Grayson no solo tenía esa labor titánica sino además lograr hacer equipo con un arrogante y pedante Demian Wayne, entrenado por la Liga de los Asesinos. La manera en que ambos personajes superan sus dificultades es un deleite y de lo más recomendable de Morrison.

 Luego de que Batman logra regresar al presente luego de burlar los sucesos de Final Crisis, de la ecuación anti vida. La gran sorpresa y el gran fiasco fue Batman Incorporated. Una mala broma. La idea: Bruce Wayne a cargo de su empresa subsidiando en diversas partes del mundo enmascarados para combatir el crimen. La seria no solo es tonta, los diálogos, los estereotipos, como Batman bailando el Tango de la muerte en Argentina, la manera en que Lucius Fox es más bien una calca de la película de Nolan. Y no solo eso, pese a que había un giro de artistas en Batman Inc. el más desafortunado de todos es sin duda Chris Burnham, les dejo algunos bocetos para que se hagan una idea.




  Lo más triste es que al final de esta serie se daba un evento sumamente importante que dejaría secuelas en la mente de Batman pero que lamentablemente paso sin pena ni gloria y que quedó reducido a un recuerdo lejano, aunado a eso el terrible trabajo de Burnham.
 Gracias a Barbathos, Flashpoint vino y en New 52 Scott Snyder fue el encargado de darle nuevas situaciones al más querido anti héroe del comic. Pensé que Morrison quedaría lejos de mis lecturas. Pero me equivoque he ahí la razón y casi el deber de tener que escribir esta reseña. Mostrando muy escuetamente el trabajo de Grant Morrison de la manera más objetiva posible, dado que como dije no es un autor que odie, pues de verdad he disfrutado historias suyas. Sin embargo, ayer entendí algo que dijo uno de mis escritores favoritos: Alan Moore.
 Y para conectar esa idea es necesario viajar y hacer una breve parada en un comic que pocos de ustedes conocen y que recientemente disfrute, desdeñe desde el primer momento. Pero que me ha hecho decir nuevamente, que en realidad los comics o novelas gráficas como se les suele llamar ahora, no son cosas exclusivas de niños. La historia en cuestión es Miracleman, sobre este hay una larga historia que resumiré a grandes rasgos.

 Luego de 20 años aproximadamente Marvel logró tener los derechos de dicho comic creado por Mick Anglo, que en un principio tenía el nombre de Marvelman, por obvias razones existió una disputa entre Marvel, a la que se agregado posteriormente el escritor Neil Gaiman y hasta Todd McFarlane (Spawn) en una disputa legal por la posesión del personaje. Al final Neil Gaiman ganó los derechos de Marvelman que se decidió quedaría llamado como Miracleman. 




 La historia podría decirse es una versión inglesa de Superman/Shazam. En donde el periodista Mike Moran a través de un astrofísico obtiene poderes impresionantes al decir una palabra “Kimota”.

 La mejor etapa de este personaje corrió a cargo de Alan Moore, quien le dio un vuelco totalmente, dándonos una historia adulta y atemporal que leerla aun pasados 20 años sigue siendo fresca. Desafortunadamente la serie quedo detenida en el número 17, en el cual Moore se retiró y fue retomada por Neil Gaiman, quien tenía la pretensión de 3 arcos: Edad de Bronce, Edad de Plata y Edad de Oro, cada uno de seis números sin embargo, solo se publicó hasta el 24 pese a que el 25 ya estaba terminado.  El personaje quedó olvidado, y luego de más de 20 años, ha sido vuelto a reeditar y ser publicado. Ahí no acaba la cosa, Joe Quesada el año pasado anunció la salida de un anual titulado. All new Miracleman Annual 1, que incluiría dos historias inéditas escritas en los 80 una de Grant Morrison y dibujada por Joe Quesada y otra por Peter Milligan y dibujada por Mike Allred. Joe Quesada igual anunció que Neil Gaiman próximamente escribirá los arcos inconclusos que se planeaba escribir y que no fueron publicados.




 Y ahora si con este antecedente, es que se establece la relación entre Morrison y Alan Moore. Si no han leído un trabajo de Moore, les recomiendo hacerlo, quizás sea necesario tener una edad específica para entender las implicaciones sociales que tuvieron obras como V de Vendetta y Watchmen, por decir algo. Moore no sólo sabe siempre como reinventar una historia sino que lo maneja con una crudeza, sofisticación y planteamiento que sorprende. Lo hizo con Miracleman, lo hizo con Swamp Thing, y no solo eso aportó ideas a Green Lantern y quién no recuerda la escena donde el Joker dispara a Barbara Jordon y le toma fotos desnudas en la controversial, Killing Joke.
Alan Moore se ha autoproclamado el gran mago del caos y ha aceptado ser un misántropo.

 La situación es la siguiente, a Morrison le piden escribir una historia sobre Miracleman y lo que sucedió es lo siguiente.

 Corría 1984, Morrison era un joven escritor británico de cómic que adoraba el trabajo de Moore en V de Vendetta y Miracleman. Según Moore, la primera vez que leyó a su joven acólito, experto en magia como él, fue en la famosa revista 2000 AD: “Me dijeron que un joven local era un gran admirador y me pidieron que lo invitara a cenar. Esa fue mi única relación. Sus cómics parecían un cruce entre el Capitán Britania y Marvelman, pero eso sería algo de lo que probablemente saldría, así que lo recomendé a la editora Karen Berger [promotora de Vertigo]“, explicaba el creador de Watchmen.

 Pero la versión de Morrison, en el documental Talking with Gods, era muy diferente: “Recuerdo leer V de Vendetta y pensar que eso es lo que quería hacer. Así debían ser los cómics. Lo primero que hice al llegar a Londres fue ir a ver a Dez Skinn, el editor de Warrior [que publicaba la obra de Moore]. Hablamos de hacer una historia, un boceto de un guion, sobre Kid Marvelman. Era un gran salto para mí. Entonces, Alan Moore la hizo desaparecer y dijo que nunca sería publicada. Así comenzó nuestro pequeño antagonismo, que permanece hasta este día”. Marvel publica ahora su guion acabado, aunque no pulido, que servía como una especie de prólogo de la gran batalla entre Kid Marvelman y Mick Moran en Miracleman #15, de Moore.

 Un tiempo más tarde, y gracias posiblemente a estas primeras conversaciones, la revista Warrior propuso a Morrison una oferta que no podía rechazar: tomar las riendas de Marvelman después de Moore. El escocés barbudo se había enemistado con todos en la publicación y le quitaron todos sus encargos. “Me preguntaron si continuaría esto y pensé que yo era el único que podría heredar la etapa de Moore de manera correcta. Pero no lo quería hacer sin su permiso, así que le escribí diciendo: ‘Me han pedido hacer esto, pero obviamente respeto tu trabajo y no me gustaría estropear nada, pero tampoco quiero que nadie más lo haga y que lo estropeen ellos’. Así que me contestó con una carta extraña que comenzaba diciendo: ‘No quiero hablar con los silbidos silenciosos de un matón de la mafia, pero apártate’. La carta trataba de convencerme para que no lo hiciera, decía que no podría hacerlo bien, que no era tan popular y que mi carrera se acabaría de un plumazo. Era bastante amenazador“. Su historia sobre Johnny Bates quedo en un cajón, Warrior cerró en febrero de 1985 con el número 26 - que incluía The Liberators: Night Moves de Morrison -, aquejado por una bancarrota, y Neil Gaiman tomó las riendas de Miracleman, ya en las manos de la editorial estadounidense Eclipse. Morrison, por su parte, promulgó una gran campaña de desprestigio contra Moore, antes de acabar como uno de los grandes -y más particulares- nombres del cómic estadounidense, primero como autor independiente y luego como cara visible de DC. El autor ha descrito aquel personaje en el que se convirtió como uno “joven, rico y que podía atacar a todo lo que quisiera“, un provocador nato que trató de hacerse conocido por sus palabras sobre el backstage de los cómics. 





 Moore por su parte en una entrevista dada a un blogger anunció decir lo último sobre Morrison.
 La larga entrevista fue realizada por el blogger Pádraig Ó Méalóid, y en ella Moore toca temas como el probable racismo existente en su Liga de los Caballeros Extraordinarios y la violencia sexual en contra de las mujeres que casi siempre está presente en su obra. Pero con quien fue más duro el autor de Watchmen fue con el escocés Grant Morrison, el escritor más importante de cómics de la actualidad y al que, en muchos momentos de su carrera, se ha señalado como el heredero espiritual de Moore.
 Moore describe a Morrison de la siguiente forma:
“Durante treinta años he tenido que soportar pacientemente la cobarde hostilidad de alguien que, cuando me tomo la molestia de pensar en él, lo veo como una banda tributo escocesa.”
 A lo largo de la entrevista el también escritor de Miracle Man se refiere a Morrison como “afín al herpes”, “una no-entidad febrilmente obsesionado conmigo”,  “un malcriado hombre de mediana edad profundamente desagradable” y como “mi propia sanguijuela medicinal del siglo XVIII”, caracterizándolo como un parásito que utiliza el trabajo de Moore como una inspiración, pero que nunca se desarrolló más allá de una imitación superficial.
 Moore describió su primer y único encuentro con Morrison, ocurrido cuando el escocés iniciaba su carrera:
“Era un individuo con hambre de fama, pero sin el talento necesario para satisfacer sus ambiciones exageradas. Él decidido conectarse a sí mismo con mi nombre, robando simultáneamente muchos elementos de mi trabajo, y haciendo declaraciones estudiadamente polémicas acerca de mí en fanzines. Decidí que lo mejor que podía hacer sobre esa lapa era no hacerle caso, ni a todo lo relacionado con él.”

 En la entrevista queda claro que a Alan Moore no le cae bien Grant Morrison, a pesar de que sólo lo ha visto una vez en la vida real, hace décadas.

 La conexión está hecha y debo retomar las palabras de Moore, para que entiendan mi punto. Muchos atacaron a Moore por sus declaraciones, pero como dije anteriormente él es un misántropo, como lo fue Nietzsche y Schopenhauer. Y una muestra clara de que Morrison es una garrapata y utiliza elementos del trabajo de Moore es visible en su más reciente trabajo: Multiversity.

 Yo me acerqué a la obra de Morrison, luego de ser anunciada como la obra cúspide del escritor manejando la idea de los multiversos. En su número uno a mi me dejo mucho que desear, sin embargo, fue en su número dos en el que la historia se sitúa en Tierra 20 en donde existe una versión de la Sociedad de la Justicia de América. Disfrute muchísimo esta historia así que sin pensarlo espere que llegara el siguiente número, Pax Americana y posteriormente Thunderworld.




 Para comenzar, Pax Romana en declaraciones del mismo Morrison es un replantamiento de Watchmen traído a la actualidad en donde los superhéroes quedan en entre dicho por el asesinato que realiza Peacemaker al presidente de los Estados Unidos. La historia en si es sosa, y no se puede esperar menos es una copia total de la obra de Alan Moore tratando de ser condensada en 38 páginas. Algunas viñetas son incluidas como una calca, y la inclusión de Captain Atom como el Dr. Manhattan es de verdad una broma de muy mal gusto que deja un sabor a haber comido un alimento podrido. Luego de leer Watchmen, leer estas declaraciones no queda duda del oportunismo de Morrison pero no acaba ahí.
 Como si tratara de dar un golpe con guante blanco Morrison retoma un poco esa disputa de Miracleman en Thunderworld en donde nos da un vistazo a un universo en donde el Capitan Marvel es el gran héroe de Ciudad Fawcett y el doctor Sivana (que bien podría ser Morrison) contacta a todos sus versiones en diversos universos para detener a Shazam. La historia da ternura, da tristeza da asco y me hace sentir una impotencia enorme al pensar porque DC y Marvel siguen sacando tanta porquería. Lo vimos en Marvel con Axis, lo vimos en DC con las primeras historias de Green Arrow, con Future’s End, Batman Eternal, la nueva Wonder Woman. Pocas historias se salvan de realmente pasar a la historia. Grant Morrison necesitaba decirlo, es la muestra clara de escribir por vender, robando ideas. Una tristeza que por una parte Geoff Johns haya terminado su etapa en Green Lantern y por otro lado le sigan dando historias a Morrison. ¿Ustedes que opinan?... Comenten.


 Por otra parte un agradecimiento a COMIC BOOK FAN AND LOVER por la oportunidad de esta reseña, la primera de muchas otras.

13 comentarios:

  1. Excelente articulo. No conocía tan en detalle la historia de estos escritores, pero si algunas de sus obras. He leído comics por varias décadas ya, desde los 90´s "La muerte de Superman" y "Sandman" fueron el inicio de una larga lista de obras de diverso tipo. Hace poco he estado tratando de ponerme al día con la continuidad DC, para llegar a "New 52", y he leído varias cosas desde “Infinite Crisis” en adelante, y es justo en este punto donde estoy muy de acuerdo en lo que expones, las historias son muchas veces pobres, como copias de cosas que ya se escribieron antes. Además he descubierto otros comics que de verdad encuentro fantásticos, como "Saga", "Sex Criminals", "Mundos de Aldebaran", "Sandman Overture", "El caballero errante", "Private Eye", "Y the last man", y muchas más, y la verdad se me hace cada vez más difícil leer las historias de DC, claro que hay algunas excepciones, pero cada vez son más escasas. Bueno, dicho todo eso, ahora la pregunta del millón ¿Creo obras recomendarías tú? Sé que es una pregunta que puede tener muchas respuestas (o ninguna), pero siempre es interesante conocer cosas nuevas en base a recomendaciones de los demás. Salu2. Jerome

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da gusto que te haya gustado el artículo, gracias por tu lectura.
      Pues vas por buen camino en cuanto a novelas gráficas.
      Yo agregaría estas a mi parecer:
      Preacher de Garth Ennis.
      Swamp Thing la etapa de Alan Moore
      From Hell de Alan Moore
      Black Science de Rick Remender
      The Wicked + Divine de Kieron Gillen
      Los leones de Bagdad de Brian K. Vaughan (el mismo de Saga)
      Hellblazer aunque es algo extensa, sus primeros 40 números y la etapa de Garth Ennis.
      The Valiant.
      Umbrella Academy.

      De Dc al momento lo único rescatable es Justice League, Wonder Woman la etapa de Brian Azarello,
      Animal Man, Aquaman que pese a que la dejo Geoff Johns me sigue gustando y con Flash sucede lo mismo.
      Batman todo lo de Snyder sin contar Año Zero y Superman Unchained, y ahora lo que esta escribiendo Geoff Johns y dibujando Jr. Romita.

      Yo creo que esos están bien para empezar.Saludos

      Eliminar
    2. Gracias por las recomendaciones, tratare de leerlas pronto. Vi algunos comentarios sobre el estilo del articulo, y en lo personal prefiero un texto como este, directo y con una opinión personal marcada, a tantos otros que son superficiales o demasiado estructurados. Ánimo y quedamos a la espera de futuras columnas. Salu2. Jerome.

      Eliminar
  2. Hola. Muy buen articulo. A pesar que no comparto tu opinión sobre Morrison y acerca de Multiversity que me ha parecido genial (y de lo mejor de DC actualmente). Lo que rescato de tu articulo es que apoyas tus afirmaciones con hechos y no porque si no más. Dices que es tu primera reseña en este blog, ojala se hagan frecuentes tus puntos de vista que pueden dar pie a un buen (y civilizado) debate.
    Saludos desde mis vacaciones...
    ---- H E R M A N -----

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu lectura,
      obviamente Multiversity no ha
      terminado y aún hay números que
      ver, ya que Morrison no es un autor
      que deteste, ejemplo es lo
      que hizo con Animal Man y Superman All Star
      pero que no me gusto con Batman. Saludos

      Eliminar
  3. Hola, compartí este articulo en un grupo (en el que dijeron de todo, insultos varios) y como sabrás de antemano comparto algunas de tus opiniones, pero con algunas estoy plenamente en desacuerdo, pero destaco el riesgo que tomaste en hablar de esta manera sobre el autor, que levanta tantas pasiones y ahí seguidores suyos, que parecen fanáticos religiosos del pelao. Como critica constructiva, revisa la redaccion y organiza tus ideas, por que hablas mas sobre Morrison en general, dejando apartado un pequeño espacio para Multiversity, por lo que para la próxima me gustaría que te extendieras mas en dicho tema, si es posible. En fin, saludos y espero nuevos artículos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un agradecimiento por tu lectura y gracias por tus observaciones, creeme que las tomare en cuenta. Ya que parte de la falta de coherencia es que lo redacte en el trabajo y por su puesto, terminando Multiversity que hablaré mas a fondo sobre él. Saludos.

      Eliminar
  4. Como se dice más arriba:
    -te falta organizar mejor tus ideas
    -el texto es un poco incompleto te falta bastante más información o si no equilibrarla mejor que lo que hiciste.

    El texto lleva en el título la palabra "Multiversity" y el tiempo que le das a la obra es muy poco y bueno lo que hablas de Pax Americana y Thunderworld no lo encuentro muy acertado, quedarse con que es solo una copia es haber hecho una lectura increíblemente superficial, deberías analizar con más cuidado las historias inclusive la de la SOS que te de para escribir textos más largos que el mismo número.

    Sobre el Batman de Morrison, lo encuentro una genialidad y una bizarreada total, en este se pueden ver referencias al Miracleman de Moore por si no lo notaste. y el arte de Burnham es increíble y una gran elección para Batman inc.

    Nuevamente el análisis del Batman de Morrison puede resultar muy extenso pero te da a entender el porqué resulta tan "tonto" en estilo.

    ResponderEliminar
  5. Concuerdo en cuanto al reporte que el trabajo de Morrison se nota un tanto forzado a la hora de buscar un nivel de sofisticación máximo para hacer al lector pensar más de lo normal (buen ejemplo es su etapa en Batman), pero sin embargo, es algo que se le da de forma más natural a Moore, quien sin duda le lleva bastante ventaja (aunque le duela a Morrison). Morrison es un semi dios y Moore el dios.
    Pero el problema del reporte va por la redacción como recalcan los demás, aparte que de Multiversity poco tiene, yéndose por la tangente.
    Soy asiduo de este blog y comprendo que es tu primer artículo. Vas bien encaminado y con buena disposición de arreglar los errores a futuro. Nadie es perfecto y se agradece tu humildad para recibir las criticas.
    Saludos, mucho gusto y espero ver más reportes de tu factoría.
    Por cierto, buen blog y todos hacen un buen trabajo.
    Atte.
    Kevin Ponce.-

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida a A.D. a nuestro blog, pasando de comentar a reseñar. Buen trabajo para tu primer artículo que de seguro con el tiempo se irá puliendo.
    De seguro vamos a tener muchos nuevos artículos a futuro.
    Bienvenido a bordo ;)

    ResponderEliminar
  7. Pero que no en Wachtmen iba a utilizar los personajes de Charlton_Comics, que por problemas legales en ese entonces tuvo que crear nuevos, de ahi salieron los personajs de Wachtmen. Corrigeme si me equivoco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El guión se volcó en algo gigantesco y por ende como DC comics no quería matar a personajes como Question o Peacemaker, finalmente se optó por crear personajes nuevos aunque similares e identificables. No es que hayan habido líos legales perteneciendo los personajes a DC. La ironía del destino es que los Watchmen terminaron haciéndose más celebres que los mismos personajes de los que fueron creados.

      Eliminar
  8. puff aun año de este articulo recien se edito el comic en forma integral en mexico como volumen unico, solo puedo decir una cosa. Tienes completamente toda la razon, Morrison se encargo de joder su propia historia, la cual sea de paso no tiene ni final, o al menos un cierre decente del cual se pueda hablar, he leido otros trabajos de morrison pero en si ninguno es bueno, ni su etapa en batman, creo que es de las mas infumables, pero bueno al punto multiversity es en su integridad un relato a manera de catalogo de los 53 universos de la DC actualmentes, de los cuales tiene 3 fallos graves: 1 existen universos sin descubrir, señalados peronodescritos, 2 siendo un multiverso las posibilidades son infinitas no solo de 52, 3 la forma de contar la historia parece estar fuslidad directamente del libro del demonio de baker, al repetirte al cansancio que es un comic maldito y no lo leas, rompiendo la cuarta pared cada 5 viñetas.
    En si multiversity es el peor trabajo de Morrison hecho con prisas, sin una estructura, y con fallos generales que no permiten su lectura.

    ResponderEliminar

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com