sábado, 20 de junio de 2015

AUTORES: ALAN MOORE



Reseñado por: JML


 Ha llegado el momento de un nuevo reporte para la sección de Autores. En esta ocasión repasaremos la vida y trayectoria del revolucionario, anarquista, legendario, transgresor y polémico Alan Moore en el mundo de los comics principalmente.


Biografía:

 Alan Moore nació el 18 de Noviembre de 1953 en Northampton, Inglaterra. Tras ser expulsado del colegio, Moore pasó varios años trabajando en diversos empleos antes de iniciar su carrera como autor de comics a finales de los ‘70. Hizo dibujos underground para publicaciones de revistas musicales como Sounds y NME, bajo el seudónimo de Curt Vile, a veces colaborando con su socio Steve Moore, con el que compartía amistad y apellido. Bajo el seudónimo de Jill de Ray empezó una publicación llamada Maxwell the Magic Cat, para el periódico Northants Post, la cual duró hasta 1986. A Moore le hubiera encantado seguir publicando las aventuras de Maxwell, pero terminó de publicarlo en el momento que el periódico publicó una carta del director de carácter homofóbico.
 Decidido a no ser dibujante, sino guionista, proporcionó guiones para 2000AD, Warrior y Marvel UK. Sus primeros guiones cortos fueron para la revista Doctor Who Magazine y Star Wars Weekly, antes de saltar a la fama con su primer proyecto importante Captain Britain, junto a Alan Davis.


 De su trabajo durante este periodo, es sin duda su Marvelman [1] en Warrior el que más sedujo a la crítica. Marvelman era una nueva visión de un superhéroe olvidado de los años ‘50, dibujado primero por Garry Leach y posteriormente por Alan Davis.
 Moore inició también el proyecto de V de Vendetta, una aventura pulp sobre un anarquista extravagante que se viste como Guy Fawkes y se enfrenta a un futuro gobierno fascista británico, ilustrado por David Lloyd.
 Otro trabajo sobresaliente fue The Bojeffries Saga, una comedia sobre una familia de vampiros y hombres lobo pertenecientes a la clase trabajadora inglesa, dibujada por Steve Parkhouse.
 Lamentablemente la revista Warrior cerró antes de que estas obras fuesen concluidas, pero Alan tenía permiso para continuar sus obras con otras editoriales.

[1] Más tarde rebautizado como Miracleman por motivos legales.


 El trabajo de Moore en Inglaterra llamó la atención del editor americano de DC comics, Len Wein, quien lo contrató en 1983 para escribir Swamp thing, un cómic que al parecer estaba condenado al olvido por sus bajas ventas. Moore junto a los dibujantes Stephen R. Bissette, Rick Veitch y John Totleben, deconstruyeron y reimaginaron al personaje, escribiendo una serie de historias experimentales que trataban sobre asuntos sociales y medioambientales, junto a una trama de terror y fantasía. Moore utilizó muchos de los personajes mágicos y sobrenaturales del universo DC e introdujo a John Constantine, un mago inglés basado en la persona del cantante Sting.
 El éxito en crítica y ventas de la etapa de Moore en Swamp thing animó a DC comics a reclutar talento Europeo, sobre todo de Inglaterra, abriéndole paso a otros artistas del viejo continente. A su vez también propició las primeras semillas para el sello adulto de DC, Vertigo.
 Pero los trabajos notables de Moore en DC comics no se limitarían sólo a Swamp thing. En 1985 nos regaló una de las mejores historias de Superman de todos los tiempos. La historia titulada “Para el hombre que lo tenía todo”, publicada en Superman annual # 11. Y no fue la única ocasión, pues en 1986 le tocó dar fin a las aventuras de Superman en el período pre-Crisis en la magnífica historia “¿Qué le sucedió al hombre del mañana?”.


 Lo siguiente fue uno de los trabajos que más reconocimiento le ha valido a Moore en el tiempo: Watchmen. El asunto fue que DC le encomendó a Moore integrar a los personajes adquiridos desde la editorial Charlton. Como resultado elaboró un guión tan soberbio que DC optó por crear nuevos personajes, similares a ellos, en un universo compacto. La historia se relataría en formato de miniserie por lo auto conclusivo de la trama. Los personajes de Watchmen se ambientan en un mundo donde la guerra fría se extendería en el tiempo, en el cual hay una inminente guerra nuclear que amenaza al planeta. Watchmen junto a otras obras como The Dark Knight returns de Frank Miller son consideradas piezas claves del comic de los ’80, generando un movimiento literario que le valió la adultez al comic de superhéroes.
 En 1988, Moore junto a Brian Bolland realizó la que muchos consideran historia definitiva del Joker en el especial La Broma asesina. Pero ya llegando a 1989, la relación entre Moore y DC iba en deterioro por temas de derechos de autor y merchandaising relacionado a sus obras. Habiendo finalizado V de Vendetta en 1989, finalmente abandonó la editorial.


 De aquí en más, Moore se volcó a la realización de proyectos independientes. Destacan obras como Brought to light, AARGH [2], Big numbers, Victor Gollancz Ltd, A Small Killing o From Hell.
 Pero Moore volvió nuevamente a los comics mainstream de superhéroes de la mano de Image comics, colaborando con algunos de sus miembros fundadores. Para Todd McFarlane escribió un par de números de Spawn y realizó algunas miniseries relacionadas, como Violator. Para Jim Lee se hizo cargo de los Wild C.a.t.s. Pero su trabajo más interesante sería para Rob Liefeld donde se mandó joyitas como la miniserie Judgement day o su reconversión de Supreme, convirtiéndolo en un personaje de antología.
 Su trabajo con Jim Lee en Wildstorm vino de la mano de la creación del sello America’s Best Comics, del cual surgirían obras notables como The League of the extraordinary gentlemen, Top 10 o Tom Strong. El problema se suscitó cuando Lee vendió Wildstorm a DC en 1999 y Moore se vio en la incómoda situación de volver a trabajar con la gente con la tuvo problemas una década antes. Se buscó una solución anexa para que Moore no tuviese que verle la cara a la gente de DC.

[2] Siglas de Artists Against Rampant Goverment Homophobia - Artistas contra la homofobia galopante en el gobierno -.


 Actualmente Moore continúa viviendo en su natal Northampton. Una biografía detallada, titulada “Alan Moore: Portrait of an Extraordinary Gentleman”, se publicó al cumplir Moore 50 años en 2003. Las ganancias generadas por esta publicación están destinadas a acciones humanitarias.
 Durante los últimos años, la obra de Moore no ha sido tan numerosa pero siempre está en la palestra ya sea por motivos referentes al comic o sus tajantes opiniones respecto a asuntos de actualidad política.




Bibliografía selecta:


DC comics:

- Action comics # 583 (1986)
- Batman annual # 11 (1987)
- Batman: The killing joke (1988)
- DC comics presents # 85 (1985)
- Green Lantern # 188 (1985)
- Superman annual # 11 (1985)
- Superman # 423 (1986)
- Swamp thing # 20 a 64 (1984–1987)
- V for Vendetta # 1 a 10 (1988-1989)
- Watchmen # 1 a 12 (1986–1987)



Image comics:

- Fire from heaven # 1, 2 (1996)
- Judgement day (1997)
- Spawn # 8 (1993), 37 (1995)
- Spawn: Bloodfeud # 1 a 3 (1995)
- Spawn / Wild C.A.T.s # 1 a 4 (1996)
- Supreme # 41 a 56 (1996-1998)
- Supreme: The return # 1 a 6 (1999-2000)
- Violator # 1 a 3 (1994)
- Violator vs Badrock # 1 a 4 (1995)
- Voodoo # 1 a 4 (1997)
- Wild C.A.T.s # 21 a 34 (1995–1997), 50 (1998)


America’s Best comics:

- Promethea # 1 a 32 (1999-2005)
- The League of the extraordinary gentlemen, book one # 1 a 6 (1999-2000)
- The League of the extraordinary gentlemen, book two # 1 a 6 (2002-2003)
- Tom Strong # 1 a 36 (2000-2006)
- Top 10 # 1 a 12 (1999-2001)






 Para muchos lectores, Moore es considerado como el mejor escritor de comics de todos los tiempos. Su obra es reconocida por inventar o desarrollar numerosos recursos narrativos que han contribuido a expandir las posibilidades expresivas del medio, tales como elipsis forzadas, simultaneidad y paralelismo de texto e imágenes, intercontextualización de elementos ajenos en principio a la historia que está contando, y un largo etcétera como las siempre presentes teorías conspiratorias. Para sus detractores, dicho arsenal de recursos narrativos es usado por Moore para construir un castillo de fuegos artificiales que tapa un trasfondo más endeble de lo que se pretende. Para sus defensores, es la continua elaboración e invención de recursos literarios y gráficos añadiendo capas de complejidad al trasfondo de su obra y abriendo caminos en la narrativa del medio.




 Su trabajo incorpora un amplio abanico de influencias ajenas al mundo del comic, entre ellas la obra de escritores como Michael Moorcock y otros de la llamada nueva ola de la ciencia ficción, autores del género de horror como Clive Barker, consagrados como William S. Burroughs, Thomas Pynchon o Iain Sinclair y cineastas como Nicolas Roeg. Dentro del mundo del cómic, ha sido influido por Will Eisner, Harvey Kurtzman, Jack Kirby y Bryan Talbot. A su vez, Moore ha influenciado a diversas figuras literarias y televisivas como Neil Gaiman, Joss Whedon o Damon Lindelof, por nombrar algunos.




 Sin duda la controversial figura de Moore nos dará que hablar por muchos años más.
 Me despido, muy agradecido de tu visita, hasta la próxima oportunidad.
 Que tengas un excelente fin de semana y si tienes la bendición de ser padre – al igual que en mi caso – desde luego un feliz día por adelantado.

 Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com