viernes, 27 de noviembre de 2015

UNCANNY X-MEN # 600 – MARVEL COMICS



Reseñado por: JML
Edición original: Uncanny X-men # 600 (Nov-2015)
Guión: Brian Michael Bendis.
Arte: Sara Pichelli, Mahmud Asrar, Stuart Inmonen, Kris Anka, Chris Bachalo, David Marquez, Frazer Irving.
Tintas: Wade Von Grawbadger, Tim Townsend, Mark Irwin.
Color: Marte Gracia, Jason Keith, Chris Bachalo, Frazer Irving.




Guión: Con este comic por fin se le pone cierre a la era Bendis en la franquicia mutante. Un período que ha durado tres años; en un principio con muy buena pinta en ambas series que tenía a su cargo – All-new X-men y Uncanny X-men – las cuales manejaban por separado premisas sumamente interesantes. Pero a mitad de camino la cosa se fue desinflando paulatinamente cayendo en un abismo que nos ha llevado a este punto donde hay regresiones y consecuencias.
 Regresión en el sentido que Cíclope ha tomado caldo de cabeza y ha retomado la senda de la paz, dándole a entender al mundo que no tienen nada que temer de los mutantes. La famosa revolución de armas tomar ahí no más quedó sin ser desarrollada de manera efectiva por Bendis. Una oportunidad desperdiciada de contar buenas historias, desperfilando a Cíclope nuevamente y dejándolo como un tipo indeciso que cambia de opinión y de bandos cada vez que le entra en gana. A mi modo de ver, si bien es un luchador apto con excelente manejo de estrategias, no tiene la pasta para ser el líder de nadie, menos de una revolución. Viéndolo por el lado más emotivo, todos podemos cambiar – aunque sea bastante seguido – y al menos Scott ha demostrado que las enseñanzas de Xavier no han sido en balde, a pesar de todos los costalazos que se ha pegado en el camino.
 Consecuencias por el lado de Bestia. Sus acciones le han pegado duro a sus colegas mutantes, inclusive más duro que si se tratase de un villano. Los X-men originales se han quedado en el presente de manera indefinida, mientras que él no es capaz de asumir sus propias culpas, enfocando sus emociones al achacar culpas a Ciclope en el sentido de enmendar los errores de él a través de mandarse más cagadas. Claro ejemplo: trastocar el espacio-tiempo o la genética. La naturaleza de la gente a veces no cambia, y en contraste a Cíclope, el mensaje definitorio que Bendis nos ha dejado sobre Bestia como personaje es que está destinado a cagarla aunque sea con las mejores intenciones del mundo.
 Este número # 600 se queda corto a la hora de hacerle justicia a un número de aniversario, pero siguiendo la tónica de Bendis por su paso por la franquicia, nos demuestra que el chicle se puede seguir estirando hasta volver al mismo punto de partida. Tres años de historias que en perspectiva han quedado en nada que valga la pena recordar.
Nota: 4,0.




Arte: Para este número especial - que cuenta con el doble de páginas - Bendis se ha hecho acompañar de todos – o gran parte – de los artistas que le acompañaron por su paso en ambas cabeceras mutantes los pasados tres años.
 En el plano general, hay buen oficio y calidad. Las transiciones de un artista a otro no molestan pues están bien encajadas en medio de flashbacks y las diversas situaciones planteadas a lo largo del comic.
 En el apartado de las portadas este número conmemorativo cuenta con bastantes de ellas, las cuales van avocadas a las diferentes formaciones de los X-men a través de su trayectoria. Por asuntos de espacio he agregado tan sólo algunas de las que me han parecido más notables en este artículo.
Nota: 6,0.




Historia: Escuela Jean Grey. Bestia se encuentra trabajando en su laboratorio cuando recibe una llamada de Tormenta, quien le dice que le necesitan en la cafetería. Una vez llega allí, el lugar se encuentra repleto de todos quienes forman parte de la escuela: alumnos, profesores… X-men.
 Se trata de una especie de intervención, pero una vez que sus amigos comienzan a plantearle los asuntos en cara Bestia se percata que más bien es un enjuiciamiento. Lo culpan por romper leyes de la física, leyes de la genética e inclusive la continuidad del espacio-tiempo de una manera egoísta, solitaria y sin siquiera consultarle a los demás. Cosas por las que no muestra un mayor arrepentimiento. Tormenta clama que los crímenes que ha cometido merecen encarcelamiento, pero antes que llamar a S.H.I.E.L.D. prefieren arreglar sus asuntos en casa.
 Pese a todos los antecedentes dados, Bestia no es capaz de asumir sus culpas y elude sus responsabilidades sacando como ejemplo lo que ha sucedido con Cíclope y el desviado camino que ha tomado, del cual nadie le anda persiguiendo. Tormenta indica que a quien quieren ayudar es a él y no a Scott, pero esto no será posible a menos que él genuinamente acceda a ser ayudado. Bestia se va del lugar pero los X-men no tienen tiempo de seguirlo pues la alarma de Cerebro se activa a causa de un disturbio ocurrido en Washington DC.
 Magik les teletransporta hasta Washington DC donde se encuentra Cíclope en plena conferencia de prensa explicando bien de que se trata la “revolución mutante”. Es un acto revolucionario en el sentido que pueden congregarse juntos y en paz ante el mundo sin hacer daño a nadie. No precisamente un acto de guerra o algo por el estilo. Magneto aparece en el lugar uniéndose a Cíclope y dándole a entender al mundo que no tienen nada que temer de ellos. Eric le susurra a Scott que Xavier se hubiera sentido orgulloso de este camino que está tomando.
 En la escuela, Eva Bell va a hablar con Bestia diciéndole que ha viajado tres veces en el tiempo y en esas tres veces supo que habría un juicio importante para él, el cuál debía experimentar. Ahora que las cosas han cambiado nuevamente y se ha evitado la revolución violenta de Cíclope, Eva le pregunta a Bestia qué será lo siguiente que hará… Él se marcha de la escuela tras oír estas palabras.  
Nota: 4,0.




Nota final: 4,6 (Chile) / 6,5 de 10 (Global).
 En medio de los flashbacks de este número se resuelven algunas situaciones de cara a lo que sigue, y que de seguro seguirán siendo tratadas por los equipos creativos que tomen la posta tras la salida de Bendis.
 Primero, tenemos a Coloso reconciliándose con su hermana Magik, con Kitty Pride como mediadora. Respecto a ello me llama la atención que no se nota a una Kitty tan enamorada de Star-Lord al hablar con su ex-novio. Siempre da esa sensación de que Kitty y Coloso terminarán juntos sea lo que sea que pase de por medio.
 Se resuelve el misterio de la homosexualidad de Iceman en el sentido de que su versión más joven es abiertamente gay. La verdad de las cosas es que el Iceman adulto también es gay y lo ha ocultado por el hecho de no cargar con dos cruces: ser mutante y gay.
 Finalmente los X-men originales han aceptado su destino en el presente y vivir sus vidas sin estar condicionados por lo que “debería ser”. Ya sea por ello o no, Jean se decide a estar Bestia en lugar de Cíclope.

 Lo positivo del caso es que tras este número ya no hay más Bendis, a la expectativa de lo que serán las series mutantes en el período All-new All-diferent Marvel. Ya sabemos que los personajes con la X no la tienen fácil en la actualidad con Marvel dándoles prioridad a los personajes que pueden llevar al cine. Si bien en su caso no han sido tan extremos como lo fue con los 4 Fantásticos – que los sacaron del mapa ubicando a algunos de sus personajes en otras series -, todo lo que suceda de aquí en más genera dudas en base a este contexto.
 Sólo resta a decir, a esperar y experimentar el futuro…

 Me despido. Por mi parte misión cumplida tras reseñar todos los comics de Bendis en las series mutantes. Como experiencia personal puedo decir que fue de dulce y agraz. Nuff said.
 Que tengas un buen fin de semana.

 Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com