sábado, 6 de agosto de 2016

CINE: ESCUADRÓN SUICIDA (2016) – WARNER BROS / DC ENTERTAINMENT



Reseñado por: JML
Dirigida por: David Ayer.
Fecha de estreno: 5 de Agosto de 2016 (USA) / 4 Agosto de 2016 (Chile)
Reparto: - Will Smith / Floyd Lawton – Deadshot.
              - Jared Leto / Joker.
          - Margot Robbie / Harleen Quinzel – Harley Quinn.
          - Joel Kinnaman / Rick Flag.
          - Viola Davis / Amanda Waller.
          - Jai Courtney / Digger Harkness – Capitán Boomerang.
          - Jay Hernández / Chato Santana – El Diablo.
          - Adewale Akinnuoye-Agbaje / Waylon Jones – Killer croc.
          - Cara Delevingne / June Moore – Enchantress.
          - Karen Fukuhara / Tatsu Yamahiro - Katana.
          - Adam Beach / Slipknot.
          - Alain Chanoine / Incubus.
          - Ike Barinholtz / Griggs.
          - Scott Eastwood / GQ Edwards.
          - Jim Parrack / Jonny Frost.
          - Common / Monster T.
          - Shailyn Pierre-Dixon / Zoe Lawton.
          - Ezra Miller / Flash.
          - Ben Affleck / Bruce Wayne – Batman.
Duración: 123 minutos.
Presupuesto: U$ 175.000.000.-




 Mucho ruido y pocas nueces. Esa es la sensación que me quedó al salir de la sala de cine tras el visionado de Escuadrón suicida. Así como la película funciona en ciertos niveles, falla en otros, aunque no del modo catastrófico en que cierto sector – mayoritario - de la crítica especializada se ha empeñado en resaltar.




 Partiendo por el reparto, valga decir que todos los personajes están muy bien caracterizados acorde a sus contrapartes en las viñetas, sin embargo, la fuerza interpretativa de cada actor marca ciertas diferencias. Los dos personajes del Escuadrón con mayor exposición son obviamente Deadshot y Harley Quinn, interpretados por la dupla de Will Smith y Margot Robbie – que ya habían trabajado previamente en el film Focus -. Smith le da dimensión a un más que correcto Deadshot, logrando llegar a empatizar con él en ciertos puntos de la trama por el asunto con su hija. Por el lado de Robbie, no cabe duda que es hermosa pero tras ver el film me dio la sensación de que su Harley Quinn estuvo muy sobrevalorada antes de tiempo – véase como ejemplo el boom de las cosplayers de esta versión de Harley en convenciones de todo el mundo -, esperando algo más de lo que fue ofrecido finalmente. Sus orígenes son bien relatados – al menos para alguien familiarizado con el personaje – quedando espacio para que el personaje se siga desarrollando a futuro en el DC extended universe; ya sea en una secuela del Escuadrón, un film de Batman, o por qué no, un film individual.




 Del resto de los personajes hay menos foco y desarrollo generándose una suerte de unión por ósmosis. Los que somos lectores de comics obviamente conocemos los trasfondos de ellos, pero para el público general hay breves descripciones ya sea en algún flashback o algún dialogo. Por ejemplo, gracias a los flashbacks se intuye que Boomerang es enemigo de Flash, o por un dialogo que Batman expulsó a Croc de Gotham city.
 Dentro de este saco de los “secundarios”, valga decir que la sorpresa es El Diablo, interpretado por Jay Hernández. Se siente de verdad el conflicto que hay dentro de él tratando de encontrar cierta redención tras haber asesinado a su familia. Además, es determinante en más de algún momento de la trama.




 Pasando al lado de los personajes “gubernamentales”, Joel Kinnaman se muestra bastante planito con el Rick Flag que nos ofrece. El acierto viene del lado de Viola Davis con su más que calcada Amanda Waller, una verdadera cabrona en toda regla. El mismo Deadshot lo comenta en un dialogo del film, ella puede llegar a ser más despiadada y mala que los mismos miembros del Escuadrón.
 Ya en el plano de los antagonistas – es difícil hablar precisamente de “villanos” en esta película – tenemos a Enchantress y su hermano Incubus, una amenaza que sólo sirve para reunir al equipo sintiéndose una situación forzada casi en todo momento. Poniéndose en el plano más fehaciente, no cabe duda que con el nivel de poder que llega a manejar la bruja podría haberse encargado del Escuadrón sin mayores problemas. Ni siquiera las trabas de que Waller tuviese el corazón de Enchantress o el romance de Flag con June Moon hubiesen sido obstáculo. Pero es cine, y los “buenos” por lo general deben salvar el día. Mención aparte el horrible desacierto de casting con Cara Delevingne, demasiado sobreactuada.




 Y hablando de “salvar”, la aparición del Joker en el film sólo se debe a su intento de salvar a su amada Harley Quinn. Un añadido que va en la regla de darle mayor coherencia al DC extended universe y desde luego aprovechar la fama del icónico villano para lograr una mayor recaudación. La aparición del personaje se va dando en diferentes puntos a lo largo de las dos horas de metraje, sumando en total unos diez minutos aproximados de presencia. Sería injusto dar un veredicto acabado del Joker de Jared Leto porque no se logra apreciar en una gran magnitud su aporte a la mitología del personaje. Él mismo actor ha manifestado su descontento afirmando que gran parte de las escenas que se filmaron no vieron la luz en el corte final. Se siguen sumando polémicas… ¿veremos ultimate edition de este film?... ¿afectará esto al futuro del Joker de Leto?...




 La trama del film parte desde los sucesos de Batman v Superman; ante el vacío dejado por la muerte del hombre de acero, visto ahora por todos como un gran héroe. Amanda Waller convence al gobierno de que deben tomar medidas en caso de la eventual aparición de un tipo tan poderoso como Superman, pero con malas intenciones. Es por ello que se crea la Task Force X con villanos, los cuales son prescindibles y se puede renegar de todo si es que las cosas salen mal. Una premisa sumamente apegada al comic.
 La dirección de David Ayer se muestra dinámica partiendo por un repaso a los miembros del equipo – que dan cabida a los consabidos cameos de Batman y Flash -, saltando a la acción que se desata una vez que Enchantress pone su plan en juego.
Las escenas de acción muy bien logradas, con algunos planos – en particular con el Joker y Harley – que hacen bastante reminiscencia a las viñetas. Como Ayer y miembros del reparto han declarado, es una película hecha para fans.




 Pero no por ello hay que ponerse una venda en los ojos y conformarse sólo con lo que nos dan. ¿La película podría haber sido mejor?... Claro que sí. La amenaza a batir es peligrosa pero termina siendo endeble y poco creíble; la presencia del Joker si es bien agradecida se nota a calzador.
 La edición del film no se resiente como el corte teatral de Batman v Superman pero queda de manifiesto, si es que se siguió la sucesión de los trailers, que hubo muchos cambios en el camino…


Nota: 5,0 (Chile) / 7 de 10 (Global).
  En definitiva Escuadrón suicida no es una mala película. Ofrece entretención de principio a fin durante sus dos horas de metraje, pero contrario a lo que se podía pensar, no logra ser transgresora ni aportar nada sumamente nuevo al género salvo atreverse a poner de protagonistas a un grupo de villanos.
 El DC extended universe toma una aire más “Marvelizado” en esta tercera entrega de su universo compartido, con mayores toques de humor, una banda sonora alegre en onda Guardianes de la Galaxia y hasta una escena entre los créditos que anticipa el futuro de cara a Justice League. Si la fórmula más oscura no ha funcionado, ¿qué hay de malo en copiar lo que le funciona a la competencia?...




 A pesar de todo, la crítica especializada ha destrozado al film. Al momento de escribir estas líneas va en 26% de aprobación en Rotten Tomatoes – inclusive más bajo que BvS – y no paran de salir malas revisiones. El fenómeno que se ha producido entre crítica vs fans llega a ser gracioso con gente que dice que los críticos son pagados para tirarle mierda a DC, inclusive yendo más allá, a Warner. No sé si sea tan así, ¿sabían ustedes que Warner es propietaria del 30% de Rotten Tomatoes?...
 Lo único que resta decir es a la mierda la crítica, la mejor fórmula es vivir la experiencia. Escuadrón suicida no es una joya, pero tampoco una basura.




 Habrá que ver cómo le va al film en taquilla, que al parecer a pesar de la mala crítica logrará buenas cifras. Analistas auguran que podría producir unos 700 millones de dólares a nivel mundial, que no sería nada malo.
 En lo personal me gustaría ver más del Escuadrón suicida en el marco de una historia más solvente. Esperemos que si la crítica ha sido mala, al menos las ganancias logren generar una nueva oportunidad.





 Me despido. Gracias por tu visita y que tengas un muy buen fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com