lunes, 10 de noviembre de 2014

SPAWN: FIN DEL JUEGO - IMAGE COMICS (TODD McFARLANE PRODUCTIONS)



Reseñado por: JML
Publicado en: Spawn: Fin del juego # 1 y 2 (Planeta)
Edición original: Spawn # 185 a 196 (Oct-2008 / Mar-2010)
Guión: Brian Holguin, Todd McFarlane.
Dibujo: Whilce Portacio, Greg Capullo, Todd McFarlane, Rob Liefeld.
Tintas: Todd McFarlane.
Color: Jay Fotos.




Guión: El título de este extenso arco argumental – el más extenso a la fecha en las páginas de esta serie – es un tanto truculento de buenas a primeras. De partida es correcto en el sentido del deceso de Al Simmons cediéndole el testigo como nuevo Hellspawn a Jim Downing. Pero esto ocurre sólo en unas escasas páginas del primer episodio, metiéndonos de lleno en el transcurso de las restantes partes de la trama en introducirnos al misterioso Jim Downing; lo que abre un nuevo abanico de preguntas por su mera presencia. O sea, el título es totalmente contrario en el sentido que si bien Simmons sale de escena, por el otro lado, se abre un juego nuevo con Downing.
 La trama rodea el misterio de la aparición de Downing como Hellspawn, dejando en claro que debe llenar el vacío que se ha provocado con la desaparición de Simmons. Poco tiempo atrás, se produjo el Armaggeddon, y Al Simmons desafiando toda lógica logró darle reinicio al universo, percatándose que sus errores y pecados lo seguirían acompañando a pesar de todo. Es por esto que Simmons toma la determinación de acabar con su maldición de una buena vez. Al momento que Simmons se hace un Harakiri,  Downing, quien se encontraba comatoso, vuelve a vivir manifestando milagrosas habilidades. Downing no tiene recuerdos de su vida previa y sólo es tratado como el “sujeto 47”. De aquí en adelante, Downing comienza a comprender el alcance de sus nuevas habilidades mientras extrañas agencias, así como el cielo e infierno, quieren un pedazo de él.
 Una historia que vale la pena echarle una ojeada. Sin duda el propósito era sacudir las cosas para levantar el interés y las ventas de la serie. Propósito se cumplió hasta cierto punto solamente, pues como ya hemos visto Al Simmons volverá a ser el Spawn protagonista nuevamente en corto tiempo.
Nota: 5,0.




Arte: Esta nueva etapa de Spawn presentaba como flamante nuevo artista de la serie a Whilce Portacio entintado por el propio Todd McFarlane. Pero por motivos de retrasos - y quien sabe que más – se debió recurrir a manos ajenas tales como el competente Greg Capullo (193, 195) o el criticado Rob Liefeld (196) para ayudar a avanzar en los episodios finales.
 En líneas generales episodios con buen arte, donde hay cierto equilibrio gracias al entintado de McFarlane. A modo de ejemplo logra hacer pasar piola los dibujos de Rob Liefeld en el episodio final. El que sobresale como siempre es Capullo, sin duda el artista más influyente que ha pasado por esta serie.
Nota: 6,0.




Historia: Al Simmons se ha cansado de ser un peón en el juego del infierno. El único modo en que un peón puede dejar de ser un peón es saliendo del tablero de juego. Tras un destello de luz verde visible por toda la ciudad, Simmons termina con su existencia del único modo en que un Spawn puede fallecer: cortando su cabeza. Al momento que la vida de Simmons se acaba, en el hospital St. Anthony un joven comatoso despierta como si nada para sorpresa de la enfermera que lo cuidaba, Sara. El despertar del largo coma es asumido como un milagro médico.
 El destello verde no ha pasado desapercibido por las fuerzas supra terrenales, siendo Violator el primero en darse cuenta de la desaparición de Simmons y viendo una gran oportunidad en ello. Fuerzas del cielo también indagan en lo sucedido enviando agentes a averiguar.
 En el hospital, el joven comatoso no recuerda nada de su pasado. Lo único que le pueden confirmar es que su nombre es Jim Downing, pero de lo demás nada pues llevaba tanto tiempo internado que sus archivos se perdieron antes de que se digitalizaran los datos. Esto genera bastantes interrogantes como por ejemplo quien pagaba los tratamientos de Downing. Sara le dice que nadie lo visitaba excepto unos hombres de traje cada cierta cantidad de meses.
 El despertar de Downing ha sido informado a personas interesadas que contratan a profesionales para eliminarle. Es así que Downing es atacado en el hospital, que resulta incendiado. A punto de ser aniquilado, Downing manifiesta habilidades equiparables a los engendros del infierno. Así se libra de su atacante y es encontrado entre los restos, siendo trasladado a otros hospitales. En cada sala de hospital donde Downing es internado la gente cercana milagrosamente sana de sus enfermedades. Finalmente, Downing se encuentra con Sara quien lo ayuda a ser dado de alta, a falta de los documentos necesarios. Entretanto, Violator no ha perdido el tiempo y bajo la forma de Clown comienza a reclutar aliados para ejecutar sus planes.




 Downing se aloja en la casa de Sara donde comienza a manifestar nuevamente estos extraños síntomas para él. Así es que se escapa y comienza a familiarizarse con su nueva situación, deteniendo a unos criminales de manera bastante violenta. Downing regresa con Sara, mientras Sam y Twitch llegan a la escena del crimen. El modus operandi les produce cierto deja vu recordando a Spawn. Downing no se siente bien y sale a pasear llegando hasta un café. Allí es que se encuentra con Wanda quien lo reconoce de hace años atrás. Ella le dice que él fue a la puerta de su casa una vez y se desmayó – en Spawn # 3 -. Downing le dice que no la recuerda ni nada de su pasado. Al ver cierto destello verde en los ojos de Downing, Wanda entiende de qué se trata y lo envía hasta los callejones al sector de Rat city. Uno de los vagabundos lo confunde con Al Simmons y lo lleva hasta el trono que Spawn utilizaba. Downing se sienta en el trono y el simbionte de Spawn se manifiesta en su cuerpo. Un ángel aparece a su lado creyendo que provienen del mismo lugar de origen. Pero ella se da cuenta que no es así y tras pelear Downing, este la deja clavada en los callejones mientras va con Sara quien le ha advertido que alguien lo está persiguiendo. Clown aparece en el callejón ofreciéndole al ángel un lugar dentro de sus planes, pero ante su negativa le arranca las alas.
 Downing intercepta a los hombres que lo persiguen y sus averiguaciones lo llevan al nombre de Gilbert Sánchez. Clown se hace arrestar por Sam y Twitch pues necesita entrar a prisión para seguir reclutando adeptos a su causa, en especial a un vampiro llamado Claudio que lo contactará con Bludd. Las averiguaciones de Downing lo llevan finalmente hasta quien está detrás de todo, un mafioso llamado Nortego, quien revela que el coma en el que estaba se debió a un experimento, es por eso que lo llamaban “sujeto 47” pues se hicieron 46 intentos antes. Lo que motivaba este experimento era crear a un dios. Downing usa su simbionte para obligar a Nortego a decirle toda la verdad. Nortego dice que no hubo más sujetos de prueba pues él fue el último sujeto en experimentación. Downing estaba a cargo del proyecto y así fue que finalmente decidió experimentar consigo mismo.
 Algo confuso por lo que ha aprendido, Downing vuelve a los callejones donde se encuentra con Clown, quien le muestra el cadáver decapitado de Al Simmons para explicarle que los poderes que tiene pasaron desde Al a él al momento de su muerte. Clown miente diciendo que con Al fueron aliados tratando de obtener la ayuda de Downing en sus planes. Clown le dice a Downing que mientras antes acepte que es el nuevo Spawn, todo irá mejor.
Nota: 5,0.




Nota final: 5.3 (Chile) / 7,5 (Global).
 En lo personal me pareció algo frío y con poco gancho la aparición de este nuevo Spawn. Después de este arco la cosa se puso más interesante cuando la presencia sanadora y milagrosa de Downing se hizo de conocimiento del público masivo que lo vio como una suerte de mesías. Llegando al número 200 vimos al Omega Spawn, que fue presentado como lo que quedó del lado malo de Al Simmons tras suicidarse – una trama entremezclada con la inconclusa Image united – y nos enteramos que Malebolgia sigue vivo bajo la piel de Freak. A partir del número 201 Will Carlton y Szymon Kudranski siguieron explorando terrenos nuevos con Jim Downing, pero como ya mencionaba antes, Al Simmons regresará pasado el ejemplar 250. A mí en lo personal de lo que he leído de Jim Downing – hasta el ejemplar 217 apróx – creo que se le puede seguir sacando provecho a pesar del regreso de Simmons. Ya veremos cómo se dan las cosas.
 Por lo pronto me despido, agradeciendo tu visita y recordándote que también puedes enterarte de nuestras novedades mediante Facebook o Twitter.

 Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com