lunes, 7 de julio de 2014

YOUNGBLOOD / X –FORCE – IMAGE COMICS (EXTREME) / MARVEL COMICS




Reseñado por: JML
Publicado en: Youngblood / X-Force # 1 y 2 (Planeta)
Edición original: Youngblood / X-Force (Jul-1996)
                  X-Force / Youngblood (Ago-1996)
Guión: Eric Stephenson.
Dibujo: Roger Cruz, Stephen Platt.
Tintas: Lary Stucker, Marlo Alquiza.
Portadas: Rob Liefeld.




Guión: Este era un cruce que estaba cantadito desde que Rob Liefeld se mudó a Image comics para crear a sus Youngblood. Era lógico que tarde o temprano tenían que cruzarse con X-Force, el equipo ideado por Liefeld para Marvel y que lo terminó por catapultar al estrellato – para que vean que los milagros existen -.
 Por fortuna para el caso, Liefeld le hace el encargo a Eric Stephenson quien nos presenta una historia sin mayores pretensiones y por sobre todo entretenida que sirve para el lucimiento de ambos lados. Como hilo conductor tenemos el Mojoverso que sirve de excusa perfecta para hilar la historia sin complicarse la cabeza en exceso.
Nota: 5,0.

Arte: El primer comic está firmado por Roger Cruz, un número muy bien planteado en líneas generales. El caso del segundo episodio es diferente pues está realizado en su mayoría por Stephen Platt apoyado por un coctel de dibujantes, como resultado dándole una inconsistencia tamaña al resultado final, con dibujantes iguales o tan malos como Liefeld. Pero mirando el producto como un todo igual salva, en particular el primer especial.
 Y como el jefe siempre tiene que aportar con algo – para gusto o disgusto de algunos – Rob Liefeld se hace cargo de ambas portadas dando su mejor esfuerzo con personajes musculosos, desproporcionados y de dientes apretados.
Nota: 5,0.




Historia: Es un tranquilo día en el Instituto Xavier para jóvenes dotados. Charles Xavier toma el té acompañado de Cable, Cíclope, Jean Grey y Bestia cuando ocurre un problema en la Sala de peligro. X-Force se encontraba entrenando cuando de pronto fueron atacados por un extraño. Cable sugiere sacar el ambiente holográfico para encontrar al responsable del ataque. Se trata de Shaft, quien rápida y ágilmente se hace cargo de X-Force hasta que Cable le apunta con una pistola. Charles Xavier lee la mente de Shaft y se percata que no tiene malas intenciones. Entonces Shaft cuenta su historia.
 Era un día normal en su mundo; Shaft junto a sus compañeros de Youngblood habían apresado a los Cuatro. Tras la batalla, cada uno de ellos firmó papeles diferentes para el Agente, un emisario de Mundo Mojo que los engañó haciéndolos firmar en realidad contratos. Así, los Youngblood llegaron hasta Mundo Mojo para subir los ratings. Mojo II – la secuela – les explicó la manera en que funcionaban las cosas en el lugar. En eso, Shaft vio de pronto un portal dimensional y se aventuró a cruzarlo para tener alguna chance de salvar a su equipo. Así fue como Shaft dio a parar en el universo Marvel.
 Tras escuchar su historia, Cable decide que X-Force ayudará a Shaft y los Youngblood a escapar de Mundo Mojo. Entretanto, los Youngblood están teniendo un éxito considerable en las audiencias, éxito que no tenían las emisiones desde que los X-men pasaron por allí. X-Force llega a Mundo Mojo y rápidamente congenian con los Youngblood. Se forma un plan de escape formulado por Shaft, el cual consiste en destruir el portal dimensional. X-Force se arriesga a hacerlo aunque puedan quedar atrapados en Mundo Mojo. Tras hacerlo, así es como terminan sucediendo las cosas, los Youngblood regresan a casa a diferencia de X-Force que queda atrapada. Mojo analiza los resultados, contento porque a pesar que los Youngblood han escapado el universo del que provienen tiene a bastantes potenciales estrellas como Prophet, Supreme o Glory.
 Queriendo devolver la mano a X-Force, Shaft junto a Badrock y Die Hard convencen a Keever de ir hasta Mundo Mojo. Sentinel arregla la nave del equipo para cruzar las dimensiones. De vuelta en Mundo Mojo, Youngblood se une a X-Force y los rebeldes encabezados por Dazzler. Tras una buena pelea, al parecer han sofocado los planes de Mojo. Pero conociendo como se rige el lugar, siempre hay espacio para secuelas…
¿FIN?...
Nota: 6,0.




Nota final: 5,3 (Chile) / 7,5 (Global)
 Un comic que cuenta con una historia bien planteada y por demás congruente, pero que talvez hubiese sido mucho mejor realizada por un equipo creativo diferente. Estos cross-overs entre los personajes de Liefeld y Marvel se propiciaron como parte del trato debido a la implicación de Liefeld en el proyecto “Heroes reborn”. Hubieron más cruces como “Badrock / Wolverine”, “Cable / Prophet”, “Badrock / Spider-man” o “Gladiador / Supreme”, siendo este último el más destacable de ellos.
 Por lo general los personajes creados por Liefeld son bastante desechables  - debido principalmente a que son copias descaradas de otros personajes en el 99% de los casos - hasta que los toman otros artistas. Ejemplos hay como Deadpool – copia de Deathstroke - que hoy por hoy es de los puntales de Marvel gracias a los talentosos artistas que lo han llevado hasta este punto o Supreme– copia de Superman - que bajo la visión de Alan Moore pasó a ser un personaje de culto. En lo personal no me cae mal Liefeld pero lo encuentro chanta… y bastante.
 Por lo pronto, me despido agradeciendo como siempre tu visita.
 Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com