sábado, 26 de julio de 2014

ROBIN RISES OMEGA: AMANECER ROJO – DC COMICS



Reseñado por: JML
Edición original: Robin rises omega # 1 (Jul-2014)
Guión: Peter Tomasi.
Dibujo: Andy Kubert.
Tintas: Jonathan Glapion.
Color: Brad Anderson.


Guión: Un muy buen one-shot de introducción para la historia “Robin rises” que por su sólo título deja entrever la posibilidad del regreso de Damian Wayne a la vida, aunque es algo que no hay que dar por sentado todavía.
 Tomasi sabe realizar muy bien su oficio dedicando en las primeras páginas de este especial un buen y conciso resumen desde los tiempos del primer enfrentamiento de Ra’s Al Ghul con Batman hasta el punto de inicio de esta historia, poniendo al día a quienes no han leído todo el material concerniente y necesario al caso.
 Todo el jaleo que Batman ha vivido en los últimos meses con el afán de recuperar el cuerpo de su hijo – en la serie Batman and Robin, con varios invitados especiales – nos lleva hasta aquí donde ahora hay que sumar el factor Apokolips a la ecuación. Las cosas se ven de mal a peor, y eso que recién es sólo el comienzo…
Nota: 6,5.




Arte: Excelente es contar con el arte de Andy Kubert en este one-shot introductorio, siendo un artista que conoce muy bien a los personajes, en especial a Damian, a quien introdujo junto a Grant Morrison en el mainstream del universo DC unos cuantos años atrás.
 El talento de Kubert es innegable, algo que tiene en los genes sin duda. Apoyado en las tintas de Jonathan Glapion hacen de esta experiencia aún más especial y placentera de leerse.
Nota: 6,5.




Historia: Batman recuerda su primer enfrentamiento con Ra’s Al Ghul, tras el cual creyó conocer el amor con Talia. Pero era otra estrategia más para unir los linajes de Al Ghul y Batman. Producto de ello nació Damian, a quien Talia crió en secreto en una isla privada como un letal asesino. Años más tarde, Batman conoció a su hijo tomándolo bajo su cuidado con la esperanza de cambiar las cosas, educación contra naturaleza.
 Cuando las cosas parecían ir a mejor, Batman “murió” quedando Damian como el Robin de Dick, quien asumió el manto del murciélago. Al regreso de Bruce, encontró a su hijo más distante aún, pero se dio cuenta de que el chico era bueno cuando encontró una de las perlas de su fallecida abuela tras una intensa búsqueda. Cuando las cosas iban bien Damian murió a manos de la aberración conocida como the Heretic, un clon de Damian elaborado por Talia. Talia fue muerta por un tercero de un balazo en la cabeza. Damian le dejó una carta a su padre reconociendo su profunda admiración, amor y respeto por él, clamando que tal vez su madre le dio la vida pero él le enseñó cómo vivirla.
 Batman entró en un profundo estado de negación que lo llevo a buscar una manera de revivir a su hijo en un mundo donde por demás mucha gente ha revivido mediante medios mágicos, tecnológicos o sobrenaturales. Esta búsqueda lo ha llevado a enfrentarse a aliados y hacer cosas de las que no está orgulloso. Así llegamos al punto presente…




 En el frío de los Himalayas Ra´s Al Ghul y la Liga de Asesinos se han apoderado de los ataúdes de Damian y Talia. Batman se encuentra junto a Frankenstein cuando todo el grupo se ve enfrentado a un emisario de Darkseid, el glorioso Godfrey, acompañado de una horda de Parademonios. Godfrey explica que está en busca de un fragmento del caos que ha sido detectado en esta zona. Batman no sabe de qué habla, por lo que Godfrey lo describe como un objeto cristalino. Ra’s clama que el objeto se encuentra dentro del ataúd de Damian, cosa que es corroborada por los artefactos de Godfrey.
 Las circunstancias dictan una tregua y alianza temporal de Batman con Ra’s, por lo que se da una batalla en contra de los invasores de Apokolips por los ataúdes. Las cosas se ven a favor de Godfrey cuando llega la Liga de la Justicia a echar una mano. El ataúd de Robin se abre y Batman toma el fragmento del caos recordando una pasada ocasión en que Damian los salvó y les fue borrada de la memoria. Godfrey ataca y le arrebata el fragmento a Batman. Dándose cuenta de lo especial que es Damian decide llevárselo también.




 Se abren los tubos boom y se da el escape a Apokolips tras haber obtenido lo que buscaban. Batman los quiere seguir pero Shazam lo detiene creyendo que estaba siendo succionado involuntariamente. Furioso, Batman recrimina a sus compañeros por haber actuado sin premeditación, a lo que Luthor responde siguieron el curso de acción lógica solamente.
 De algún modo u otro, Batman ira a Apokolips y volverá con Robin… VIVO.
CONTINUARÁ…
Nota: 6,5.




Nota final: 6,5 (Chile) / 9,3 (Global).
 Tras leer la introducción y el recuento de sucesos que se hace, queda más clara aún la cagada que hay en el universo DC actual respecto a la continuidad. El reboot ha terminado por empeorar las cosas. Bien es sabido que casi todo empezó de cero. Las únicas franquicias donde se respetó la continuidad previa son la de Green Lantern y la de Batman, así como uno que otro suceso aparte tal como la muerte de Superman. Tras leer este one-shot se detecta una grave falencia en el caso de Darkseid. Según la continuidad New 52 la única aparición de Darkseid ha sido cinco años en el pasado en su enfrentamiento con la Liga de la Justicia. Pero este recuento afirma que Batman “murió” bajo el efecto omega, como se vio durante la Crisis final. ¿Qué significa esto? ¿Con qué excusa lo arreglarán?... En definitiva WTF???!!!...
 Volviendo al tema del one-shot que concierne hoy, muy agradecido de la labor de Tomasi, quien ha demostrado – en su propio estilo – ser un digno sucesor de la labor de Grant Morrison. Esperemos que nos siga sorprendiendo con esta historia que continúa en “Batman & Robin # 33” y se extenderá por algunos meses, llegando su conclusión hacia finales de año.
 Muchas gracias por tu visita.

 Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com